El martes, con la caída de la noche, un manto de desolación me iba cubriendo en el peor de los escenarios: rodeado de libros. Me explico. Resulta que ayer fui a recoger un libro que le encargué a una de mis caseras de Quilca, título que representaría ahora sí mi última adquisición del año. Luego de dar algunas vueltas sin ver nada que llamara mi atención, me apersoné a su stand y recibí una respuesta negativa que me puso al borde del suicidio... Sí, sí, exagero, mas créanme que empecé a sentir una tristeza infinita que sólo podía paliar comprándome "cualquier cosa". ¿Síntoma inequívoco del consumismo? ¡Terrible!

De cometer un desatino me salvó el descubrimiento de una pareja de esposos que venden libros de segunda mano (cada uno tiene su propio puesto de venta, uno al frente del otro) en el Jirón Camaná. Pero, ojo, no son unos vendedores del común. Dejando de lado la incontinencia verbal del señor, compensada con la amabilidad de la doña, resulta que estas almas gemelas, inspiradas por el soplo divino, tienen una modalidad de venta muy particular y altamente beneficiosa para los lectores: El libro que compras, al final de su lectura lo puedes intercambiar por otro de su mismo valor, sin pagar un solo centavo... ¡Increíble! Y si de casualidad no había escuchado bien, se encargó de dejármelo clarito la señora cuando me vi con mi propio ejemplar en buenas condiciones de Las uvas de la ira, uno de los mejores libros que he leído este año y que me prestó el amigo Pollo, quien también me presentó a la singular parejita. En librerías, tanto la edición de Cátedra como la de Tusquets de la novela de Steinbeck cuestan un ojo de la cara. Como se imaginarán, yo feliz.

La verdad, no deberían sorprenderme las gratas sorpresas que me he llevado este año gracias a los libreros de viejo. Los seis libros que conseguí leer de Eduardo Mendoza se los debo a ellos. Además, la semana pasada compré 3 títulos en antiguas colecciones de RBA Editores, nuevos y, por si fuera poco, encontré un librito con ilustraciones (a cargo de Celestino Piatti) de Miguel Delibes, que se titula El mundo en la agonía (Círculo de Lectores, 1988), el cual, curiosamente, leí el fin de semana pasado mientras me sentía agredido por la naturaleza. En fin, esa es otra historia. Para que tengan una idea del tema del libro de Delibes los remito al post del amigo Homo libris: Un mundo que agoniza.

Y estas también fueron, ahora sí, mis últimas adquisiciones del 2010:

Mecanismos internos. Ensayos 2000-2005 (DeBolsillo, 2010), de J.M. Coetzee. Libro que leeré de a pocos. Como un dato no menor, no sé si han leído la lista de Libros del año de Babelia. Verano (Mondadori, 2010) figura en el puesto número uno.

¿Puede un escritor ser el autor de uno de los mejores libros que has leído y también de uno de los peores? Para mí, sí. En su momento, el norteamericano Cormac McCarthy me mostró su genialidad con Meridiano de sangre (que figura en mi top de tops),  Todos los hermosos caballos (primera parte de su trilogía de la frontera) y No es país para viejos. Por el contrario, aborrecí su primera novela: El guardián del vergel (al punto de plantearme la posibilidad de descartarlo de plano), y La carretera me dejó indiferente, pese a lo cual no dejo de recomendarla. El punto es que ya venía siendo hora de que retome su trilogía, y me compré: En la frontera (DeBolsillo, 2008) y Ciudades de la llanura (DeBolsillo, 2009).

Tuareg, de Alberto Vásquez-Figueroa. Novela que es parte de un díptico. Si la memoria no me falla, será mi segundo libro de este autor español.

Memorias de África, de la baronesa danesa Karen von Blixen-Finecke... Isak Dinesen para los lectores. Supongo que habrá quien o haya leído el libro o haya visto su adaptación cinematográfica, Out of Africa (1985), dirigida por Sydney Pollack, con Meryl Streep y Robert Redford en el reparto. Yo empezaré por el libro.

La novela de Perón, del argentino Tomás Eloy Martínez, escritor que falleció en enero de este año, de quien he leído La mano del amo, Santa Evita y El vuelo de la reina.

***

Listo. No puedo quejarme. Tengo lecturas garantizadas para enero del 2011, jeje. Sólo me queda desearles a todos ustedes un ¡FELIZ AÑO NUEVO!

31 comentarios:

Isi dijo...

jajaja Ya sabía yo que no serían los últimios los del otro post.
Me hace gracia la colección de Isak Dinesen, porque mi padre tiene muchos de esos títulos y los he visto ahí y me han recordado a su biblioteca.
Ya sabes que Los équidos de incontestable belleza no fue uno de mis libros preferidos, y no he seguido con la trilogía.
ya te comenté lo de la librería que intercambia: lo veo muy bien si el que compras es un rollazo, así lo cambias y lo cambias hasta que encuentres uno que realmente te guste jijiji.
En fin, esperemos que te duren durante enero, que pocos libros no son!!!

Jesús Artacho dijo...

Jajaja, me ha hecho gracia el primer párrafo.

Me quedo con la recomendación del libro de McCarthy (y no me refiero a "La carretera" :) y con el recordatorio de que tengo que leer "Las uvas de la ira".

Qué suerte lo de la librería de segunda mano...

¡Feliz año, R.!

Vero dijo...

jeje que disfrutes de todas estas lecturas. Yo también he comprado alguno después de mi IMM pero ya los enseñaré en enero jeje

Besos y feliz año!

Anónimo dijo...

Querido R:
¡como me reí leyendo que por no encontrar el libro que habías encargado te entró el ansia de salir con cualqier otro, pero había que comprar a toda costa! ^^ y me encantó lo del matrimonio que vende libros de segunda mano y que terminando de leer el libro, puedes intercambiarlo por algún otro. Eso me ahorraría a mí unos buenos pesos ;)
Todas tus lecturas pendientes se me antojan, en especial Memorias de África, de la que no he visto tampoco la película.
En fin ¡claro que tienes que leer este próximo 2011! ¡espero que sea un año extraordinario para tí en el que haya muchas bendiciones, salud, amor, trabajo, y todo lo bueno que tiene la vida!
un beso,
Ale.

Valeria dijo...

En casa el comprador compulsivo de libros es mi marido. Confieso que pese a que soy muy lectora a veces peleamos por las fortunas que gasta. Así que tengo la lista de las adquisiciones que serán leídas en 2011. Ya hice la entrada y todo, pero la publicaré el mismo 1 de enero!! Entre los libros que tengo por leer está "Verano" (lei Infancia y Juventud y ambos me parecieron una delicia). "Las uvas de la ira" hace tiempazo que lo tengo pendiente. En cuanto a McCarthy, leí "La Carretera" pero no me gusta la onda western de los otros libros, los tengo pero no me han convocado. Saludos y buen comienzo de año.

Carmina dijo...

Ya ves chico suelen decir que no hay mal que por bien no venga, ahora ya conoces a nuevos proveedores de material lector. Menuda ruina para tu bolsillo... ejem ejem. Feliz 2011 y felices lecturas

Axel Lewis dijo...

Este Maravilloso blog se ha convertido rápidamente en uno de mis favoritos. Las fotos que pone usted Don R. de los libros que compra me parecen espectaculares. Y eso, aunado a las reseñas, hacen muy estimulantes sus posts. Mil gracias. Y espero que siga todo el próximo año con este Magnífico blog. Yo también compró uno que otro libro sobre todo en librerias de viejo, esos lugares son para mi, después de las bibliotecas, verdaderos santuarios. Un saludo.

Pollo dijo...

Sí! aunque parezca imposible, he logrado mostrarle a R. un librero de la ciudad que el no conocía y además ayudarle a encontrar un libro que le gustó y que increíblemente no tiene en su biblioteca.

¡Envídienme! jeje :D

R. dijo...

Isi: Creo que las noventeras colecciones de RBA son infaltables en cualquier biblioteca, al menos un ejemplar.
En cuanto a los libreros "intercambistas", ponlo también de este modo: libro que no te gustó e intercambias, libro que encontrará su lector ideal. :)
Enero y parte de febrero tengo lecturas más que garantizadas. Si se cuela uno nuevo, te aviso! ;)

Jesús: Espero que te guste Cormac McCarthy en su faceta de novelista tipo western (a falta de una tipificación mejor).
Como cada lector es único, ya nos contarás qué te pareció la novela de Steinbeck.
Sí. Fue una suerte encontrar precisamente ese libro que deseaba y conocer a tan singulares personajes.

Vero: Tú también que disfrutes de tus lecturas. Estaré al pendiente de ver tus nuevas adquisiciones y regalos.

Ale: ¡Qué parejita de lbreros!, ¿no? Resulta que hace un tiempo fueron entrevistados por un diario local y yo sólo tenía como referencia la calle, mas no el número. Y justo están apostados en una zona que no suelo transitar.
Gracias por tus buenos deseos. Yo también les deseo a todos ustedes felicidad total el próximo año y los venideros. :)

Valeria: Nos encantará leer esa lista que anuncias.
Yo trato de leer lo que voy adquiriendo, así que ya quiero retomar la lectura, que estos días me la he pasado algo atareado o viendo películas.
Verano es para mí una obra maestra de Coetzee. Ya nos contarás tus impresiones.
A mí el McCarthy postapocalíptico me dejó indiferente. Cuestión de gustos.

Carmina: A ver cómo le haré para mantener mi ritmo lector, jeje. Los libreros de viejo son una gran opción.

Axel Lewis: Gracias a ti por tus palabras, por tu visita y buenos deseos. El próximo año espero disponer de tiempo para comentarles mis lecturas y referirles alguna anécdota que tenga que ver con el universo libresco.
Ir a ver/comprar libros tiene algo de acto de fe: fe en que encontrarás EL LIBRO y/o EL AUTOR (así, con mayúsculas) indicados para uno.

Pollo: Tienes algo con qué jactarte el resto de tu vida y qué contarle a tus nietos... jajaja
Fuera de bromas, una vez más gracias, compadre.

Nuevamente mis mejores deseos a todos ustedes para este 2011.
Abrazos,
R.

davidz dijo...

Mis últimas adquisiciones son dos libros de Paul Auster, y a esperar la próxima feria de libro.

Feliz año R.!

davidz

Homo libris dijo...

R., menuda lista que te has agenciado en las postrimerías de 2010, jejeje. Muchos de esos títulos y autores me son conocidos y queridos: Delibes, por supuesto (gracias por la referencia ;)), Vázquez-Figueroa (su Tuareg es mucho más recomendable que la secuela, ciertamente), Isak Dinesen, McCarthy o Steinbeck se cuentan entre ellos. A Coetzee le tengo ganas desde hace mucho y nunca termino de ponerme a buscarlo, así que tomo nota para ver si 2011 comienza con alguno de ellos.

¡Feliz año nuevo! Que nos depare lecturas compartidas y mucha felicidad.

Un abrazo.

mario skan dijo...

Hola R: tomé la costumbre tuya de fotografiar los libros, antes no lo hacía porque mi máquina era obsoleta y necesitaba un scaner, ja.
Te cuento que leí La novela de Perón, me pareció un excelente libro, creo que es el 1º post que tengo, sobre ese libro.De McCarthy tengo ciudades de llanura y El guardián del Vergel. La novela todos los hermosos caballos está muy buena, esa fue mi primer Cormac. quiero conseguir la que dicen es la mejor novela, según Bloom, Meridiano de sangre.
Como siempre,tus libros están geniales.


Buen comienzo de año.
Felicidades. Mario

R. dijo...

davidz: Creo que esperaré hasta la FIL para comprarme algunos Anagramas, je. A ver cómo te va con Auster.

Homo libris: Tuve bastante suerte al encontrar muchos de esos libros que les presento, así que ahora a disfrutarlos.
Vale la pena darle una oportunidad a Coetzee.

Mario: Ya me di una vuelta por tu blog. Me gusta mucho ver las portadas de los libros que los amigos están leyendo.
Buen dato sobre la novela de Tomás Eloy Martínez. Hace tiempo que quiero leerla.
A ver qué te parece El guardián del vergel. En algún lado leí una reseña favorable.
En cuanto a Meridiano de sangre, dicen que este año estrenan la película. Me da curiosidad.

¡Feliz 2011!
¡Felices lecturas!
R.

lammermoor dijo...

Mi comienzo con Coetzee no fue muy afortunado; Desgracia no terminó de convencerme. Me habían recomendado muy vivamente Oda a los bárbaros.

Esa misma edición de Las Uvas de la ira es la que yo leí. Una colección de premios novel en la que támbién leí Kim; El Extranjero y algún día, cuando me canse de cogerlo y volverlo a colocar en la estantería, El ruido y la furia.

Me estoy animando a hacerles fotos a mis libros -soy malísima pero no me importa. Quizás inspirada en tí, cree una nueva sección. :)

Se me olvidaba. ¡Feliz Año! Espero que a pesar de todo, hayáis tenido unas buenas fiestas.

Un beso.

R. dijo...

Lammermoor: Te cuento que he recomendado y prestado Esperando a los bárbaros, de Coetzee. Veré si acerté.
Tenía que contar con mi propio ejemplar de la novela de Steinbeck. Me ha quedado la duda si esa edición tiene o no sobrecubierta...
Anímate a hacerles fotos a tus libros, si es para una sección especial, mucho mejor. Recuerdo especialmente las pilas de tus lecturas pendientes. :)
Hay que seguir adelante, nomás, en memoria de los que se nos adelantaron. ;)
Feliz 2011 para ti también.
Abrazos,
R.

loquemeahorro dijo...

Qué bien has descrito lo que me pasó con El Guardián del Vergel, que estuve a punto de abandonar unas 12 veces, sobre todo a partir de la página 80 (p.ej.) cuando ya había perdido la esperanza de que aquello tuviera algún sentido.
Y sin embargo, la de los équidos me gustó mucho.

En fin, una primera obra, un estilo por depurar...

Ah, a mí me pasa lo mismo, si no encuentro el libro a por el que iba, es muy difícil que salga de la librería con las manos vacías, y es de segunda mano, directamente imposible.

R. dijo...

Loque: La de los équidos me gustó por el giro inesperado -para mí- que tomó la trama (yo me imagina algo équido-bucólico-idílico-romántico). Les tengo fe a las otras dos novelas que forman parte de la trilogía de la frontera.

Yo a librerías voy sólo cuando sé que voy a encontrar el libro que quiero. Precisamente en una librería no estuve aquella vez, donde me hubiera sido más fácil escoger un libro alternativo. Se trata de dos calles (Quilca y Camaná), que forman parte de un "circuito cultural alternativo", y en donde venden libros nuevos, de segunda y hasta piratas, "entre otras cosas más"... :D

Saludines,
R.

loquemeahorro dijo...

Qué curioso, en España no existen los libros piratas, se piratean películas y música a mansalva, pero libros...

Como mucho e-readers, pdfs, y en mis tiempos, la gente se fotocopiaba los de la carrera, pero tengo entendido que en otras latitudes, te venden libros piratas por la calle y te los ofrecen en plan "Chssst, chsst, tengo el de Ken Follet" :-)

R. dijo...

Sí, Loque, creo que hay hasta delivery... :/ Según algunas estadísticas, comprobables en el día a día, lo más indignante es que quienes consumen piratería son personas que pueden permitirse largamente adquirir lo original.
Pero el asunto es más complejo. Te pongo un ejemplo:
La última novela de Vargas Llosa ha conseguido un record de ventas para el medio local: 35 mil ejemplares "originales" vendidos, una cifra increíble si tenemos en cuenta que la novela cuesta 69 soles en librerías (aprox. 55 en Quilca), y en Estados Unidos vale la mitad (11 dólares). ¿Y cuánto está el pirata? 10 soles. O_o
Alguien que quiere leer, pero que no cuenta con el dinero extra para ese tipo de "lujos", se decantará por la edición pirata porque además, aún hay mucho por hacer en materia de bibliotecas públicas.
En fin. Te solté todo un rollo.
R.

RebecaTz dijo...

Muy buenas anécdotas y lecturas venideras, no conocía ese título de Coetzee y me has hecho recordar que tengo pendientes esas obras de McCarthy.
Abrazos.

R. dijo...

Andrómeda: También en DeBolsillo, de Coetzee he visto en librerías otros dos libros de no ficción: Contra la censura y Costas extrañas. Ensayos 1986 - 1999.
Recuerdo que La carretera te encantó. Ya nos contarás con qué título decidiste continuar con Cormac McCarthy.
Un abrazo,
R.

loquemeahorro dijo...

De rollo nada, me interesa mucho este tema, y supongo que al resto de tus lectores de este lado del charco (creo que somos mayoría), también.

La situación editorial es muy diferente aquí, y me encantaría una entrada entera sobre todos estos temas. Lo de los precios me ha dejado loca.

Cosas como ¿cuánto se lee ahí? ¿cómo están las bibliotecas? (ya has respondido) ¿dónde y cuándo lee la gente? ¿y el qué? ¿quiénes? ¿hombres, mujeres, jóvenes, mayores?

En Madrid por ejemplo en el metro se ve a mucha gente leyendo, eso sí, todos lo mismo. Y en general diría que gente más o menos joven, la impresión de que los mayores de 50-60 años de este país, o no leen, o lo hacen en su casa.

En las salas de espera, poca gente saca un libro. En un bar, o en parque, cada vez se ve a gente leyendo, pero todavía es algo un poco raro.

Vamos, que las costumbres lectoras y situación editorial de tu país me fascina y aún alucino con que no haya casi libros de Delibes o Mendoza en un país hispanoamericano.

pd. Perdón por la extensión

R. dijo...

Loque: Este es un país del tercer mundo, un crisol de razas, rico en recursos naturales, con una de las mejores gastronomías, un pasado milenario, una democracia en pañales y en los últimos años con unas cifras macroeconómicas alentadoras, pero muy polarizado. Mi perspectiva sólo podría limitarse a lo que veo, pero de todas maneras pienso plasmarla.
Lima, la capital del Perú, en comparación con otras ciudades del interior, capitales de departamentos, es el Paraíso de los libros. Yo que siempre me quejo de la precaria oferta libresca de mi ciudad, trasladé esta incomodidad a un foro público, y en respuesta un forista arequipeño, Neuromancer, nos pinto un cuadro desolador donde vive. Lo puedes leer aquí (mi nick es Joanot).
Al fin y al cabo, la esperanza está puesta en los más jóvenes, en los niños, y para eso hay mucho por hacer en materia de educación, pero hoy veo muestras de que el futuro puede ser mejor: colegiales leyendo, usando las instalaciones de las pocas bibliotecas públicas y siendo conscientes de que, por qué no, algún día, ellos también podrían recibir un Nobel como premio a su esfuerzo.
R.

Maribel dijo...

Hola R, decirte que estoy muy atrasada con tus reseñas, con tan y tan buenos títulos que trasladas estos días, Las uvas de la ira... Delibes...
Me gusta eso de cambiar el libro por otro de igual valor, pero, ¿tienes que entregar el primer libro?, esto para bibliomanos y bibliofilos...va a ser que no ¿verdad?...
un abrazo ;-)

loquemeahorro dijo...

Gracias por el enlace, muy interesante lo comentado, ya me lo he leído y me siento mencionada :-)

Veo que sigues sin El Misterio de la Cripta embrujada, no?

R. dijo...

Maribel: Así es. A los que nos gusta tener nuestros propios libros (al menos los que más nos han gustado, impactado), ese sistema de intercambio no nos conviene. ;)
Yo ahora estoy bastante atareado. El domingo les comento sobre mis propósitos y lecturas 2011.

Loque: ¡Claro que debes sentirte aludida! Viste también la foto con mis libros de Mendoza, ¿no? :)
Sí, aún no consigo el primero de la saga.
Eso sí, en mi última incursión a una librería vi Riña de gatos, también que es el Premio Planeta 2010.

Se cuidan.
Abrazos,
R.

rossy dijo...

¿Lecturas garantizadas SOLO para enero de 2011? jeje ¡qué barbaridad! Ya leeré tus reseñas ...

Saludos!

Isi dijo...

¡¡Bueno!!
Pues a ver si nos traes "lo primero de 2011" o cualquier otro post en su defecto ;)

Marta Marne (Leer sin prisa) dijo...

Madre mía, qué cantidad de adquisiciones!! Qué envidia!
Sigo con el Maestro de Esgrima (estoy con otros 3 a la vez...) Ya te contaré qué me parece.
Te he dejado un pequeño presente en mi blog :)
Saludos.

R. dijo...

Rosalía: Bueno, este mes se colaron varias lecturas no previstas a fines del año pasado. Ya les contaré. ;)

Isi: Sí, este martes espero contarles mis primeras lecturas de 2011 y algunas cosas más. :)

Atram14: Acabo de pasarme por tu blog. Nuevamente: ¡Felicidades y gracias! :)
Pérez-Reverte es uno de mis escritores favoritos. Yo hasta me vi la versión cinematográfica de El maestro de esgrima, una de las pocas pelis, a mi parecer, que le hace justicia al libro.

Saludos a todas,
R.

Teresa dijo...

R. mándame tu correo al mío
mtibanez@hotmail.com
Tengo un libro que quiero mandarte.
Un abrazo
Teresa